Información sobre Acambiode.com

11
Jan
2010

Los autónomos recurren en sus negocios al trueque para superar la falta de financiación

  • Fuente: El Norte de Castilla
  • Redactor: Julio G. Calzada

La cifra de afiliados a la Seguridad Social en este régimen bajó en el 2009 el 3,7 por ciento en Castilla y León

El número de trabajadores afiliados como autónomos a la Seguridad en Castilla y León descendió el 3,7 por ciento durante el año pasado. De los 218.903 autónomos registrados en diciembre del 2008 se ha pasado a 210.813 el 31 de diciembre del año pasado, lo que se traduce en 8.090 emprendedores menos. "Un roto muy grande", manifestó ayer la presidenta de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) de la comunidad autónoma, Soraya Mayo, quien auguró otro año difícil, el 2010, para estos trabajadores empresarios que, como consecuencia de la falta de financiación han recurrido en algunos casos al trueque de servicios para poder mantener sus negocios.

Todas las provincias castellanas y leonesas sufrieron en el 2009 un descenso de su número de trabajadores por cuenta propia. Segovia fue la provincia que experimentó un mayor descenso (-4,9 por ciento), lo que se traduce en 779 emprendedores menos. La siguieron Ávila (-4,7 por ciento), Burgos (-4,6 por ciento), León (-3,9 por ciento) y Valladolid (-3,5 por ciento), con descensos de los afiliados al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) por encima de la media de la comunidad (-3,7 por ciento). Zamora se situó por debajo de la media, con un descenso registrado en la afiliación de autónomos en 2009 del -3,2 por ciento: 620 trabajadores autónomos menos. Palencia y Salamanca, por su parte, experimentaron crecimientos negativos de autónomos del -2,8 por ciento y -2,6 por ciento, respectivamente. Soria (-2,4 por ciento) fue la provincia con menor pérdida de autónomos. En valores absolutos, León (1.635 autónomos menos), Burgos (-1.466) y Valladolid (-1.423) acapararon el 56% del total de las bajas de la autonomía. En el extremo opuesto Soria (-215) y Palencia (-440), según el análisis de los datos llevado a cabo por ATA.

El informe incluye la evolución de los trabajadores por cuenta propia por provincias y sectores de actividad. La crisis económica ha pasado factura al sector de la construcció. Desciende el 10,1 por ciento su número de afiliados al RETA, (3.487 trabajadores por cuenta propia menos), y que representó el 43,1 por ciento de la pérdida de afiliados en Castilla y León en 2009. Agricultura y comercio, en la misma tendencia nacional, han sido otros grandes afectados por la crisis, con 2.065 y 997 autónomos menos, respectivamente. Industria con un descenso de - 488 (-3,2 por ciento), transporte (con 443 autónomos menos en el año, el -3,9 por ciento), actividades administrativas y servicios auxiliares (-279 autónomos, es decir, el - 6,1 por ciento) y hostelería (-195, -0,8 por ciento) fueron sectores que registraron una fuerte caída de empleo autónomo.

Año «perdido

La presidenta de ATA, Soraya Mayo, califica la situación de regular después de un año, el 2009, que califica como perdido por la falta de aplicación de medidas que hubieran permitido una más amplia supervivencia de estos pequeños empresarios. "Ocho mil afiliados menos es un roto muy grande, sobre todo si tenemos en cuenta cómo es la estructura productiva de Castilla y León, que se sustenta en buena parte en los autónomos y en las microempresas", recordó. "Esa disminución arrastra una caída del empleo, porque muchas de estas empresas que han abandonado tenían también algunos trabajadores, uno o dos por empresa, pero que supone un nuevo incremento de las listas del paro", agregó.

Las perspectivas para el 2010 no son halagüeñas. Para Soraya Mayo, este será el año "del último apretón de tuerca. El 2009 ha sido un año perdido, porque han seguido cobrándonos el IVA de las facturas, aunque todavía no nos las hubieran abonado y no ha disminuido la tributación por módulos, ni el Impuesto de Sociedades, ni siquiera se ha reformado el Instituto de Crédito Oficial (ICO) para que el dinero llegue de verdad a los autónomos", enumeró. Año perdido, pero no desaprovechado, «ha servido para darnos una leccion de que las cosas podían ser peor de lo que se calculaba, de que no se pensaba que la crisis iba a ser tan grande y tan profunda y ha servido para colocar a cada uno en su sitio, incluidas las administraciones, que aseguran que siempre actúan con agilidad, pero a las que les cuesta precisamente eso, trabajar de forma ágil», agregó.

Sectores en auge

Sin embargo, durante 2009 en Castilla y León hubo sectores en auge que registraron un aumento de emprendedores, como actividades profesionales, científicas y técnicas (+289 autónomos); educación (+107); actividades sanitarias y servicios centrales (+63 autónomos); actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento (+31); actividades financieras y de seguros (+29) e información y comunicación (+22 autónomos). Soraya Mayo tiene una lectura para esta paradoja, que muchos trabajadores que ya estaban en estos sectores pasan de ser empleados por cuenta ajena a autónomos para mantener sus puestos de trabajo. "Ya ocurrió al comienzo de la crisis, cuando aumentó la cifra de afiliados en la construcción. En muchos casos eran empleados a los que las empresas les exigían ese cambio para continuar ocupados. Ahora, puede que ocurra en una pequeña clínica dental, donde los trabajadores pasan al régimen de autónomos, o en una productora de televisión...", concluyó

En relación al sector de la construcción, cabe destacar que Burgos ha sido la provincia más afectada, con un descenso del -13,3 por ciento en el número de cotizantes afrente a Zamora, con el -5,3 por ciento. La hostelería, registró un comportamiento diferente: ha descendido en todas las provincias salvo en Palencia, que permaneció estable, y Salamanca y Soria, que aumentaron en 17 y 2, respectivamente, el número de emprendedores.

Ver todas las noticias de trueque empresarial